//Soluciones sencillas a problemas comunes (1)

Soluciones sencillas a problemas comunes (1)

No hay soluciones mágicas para los problemas que nos pueden surgir con el uso de nuestros dispositivos electrónicos, pero si hay unos pasos básicos que podemos llevar a cabo antes de llevar el ordenador o el móvil al servicio técnico. En los próximos días voy a revisar algunos de estos problemas que pueden tener una solución fácil y rápida.

El ordenador no enciende

Empezamos por el más común que un usuario puede encontrarse. Te levantas una mañana, le das al botón de encendido y nada, no hay imagen en la pantalla y el ordenador no hace ruido de ventiladores ni se enciende ningún led.

Si es un portátil comprobar que la batería está cargada y que el cargador funciona correctamente. Es probable que el cargador se haya estropeado y no te hayas dado cuenta y finalmente el portátil se haya quedado sin batería. Si tu cargador tiene un led de estado fíjate en él, debería estar encendido cuando el cargador está enchufado. Comprueba que el cable esté en buen estado, sin roturas ni cortes.

Desconecta el cable de la fuente de alimentación, retira la batería (en caso de portátil) y pulsa el botón de encendido 3 o 4 veces con el fin de descargar de energía eléctrica cualquier componente interno del ordenador. Conecta la fuente de alimentación de nuevo sin colocar la batería (en caso de portátil) e intenta encender el ordenador.

Después de estas comprobaciones, si el ordenador no da señales de vida es muy probable que sea porque no le está llegando energía eléctrica a la placa base por lo que la solución más probable en el caso de un portátil sería el cambio de la batería o del cargador y en el caso de un ordenador de sobremesa el cambio de la fuente de alimentación.